Nº de Visitas

domingo, 16 de junio de 2013

FAM. BORRAGINACEAE

Echium plantagineum L. -viborera-
DESCRIPCIÓN:Se trata de una borraginácea espontánea de carácter anual y autóctona de nuestra zona mediterránea, ampliamente difundida en muchos países del sur de Europa, donde crecen en praderas, eriales y terrenos baldíos o alterados, pudiendo llegar a alcanzar los 80 cm de longitud.  Su identificación científica, responde al parecido de sus frutos con la cabeza de la víbora (echis del latín "víbora"), que florece durante la primavera y donde los insectos polinizadores, se sienten especialmente atraídos por sus irresistibles flores de color azulado principalmente, aunque también podamos encontrarlas rosas o blanquecinas dentro del mismo género.

Sífido sobre Echium plantagineum
Esta planta, contiene una pequeñísima cantidad de un alcaloide parecido al "curare" donde a altas concentraciones, puede paralizar el sistema nervioso de un animal.  Claro está que para ello, el ganado debería ingerir grandes cantidades de la planta, para poder llegar a producir su envenenamiento mortal. 
Téngase presente, que la función de los alcaloides en las plantas, ha sido asociada a los mecanismos de defensa contra insectos fitófagos y animales herbívoros, como por ejemplo, las especies del género Lupinos (Wink, 1993).  Es por tanto, un medio de defensa muy efectivo que tienen algunas plantas para eludir el ataque de los fitófagos y suplir así, la falta de movilidad propia de los vegetales, donde el género Echium (con más de 60 especies) tiene mucho que decir en estas relaciones alelopáticas.

El color azulado es principalmente el habitual entre sus flores, aunque podemos
encontrar rosas y blancos.


RECOMENDACIONES PARA SU MANTENIMIENTO:
Debido a su excelente adaptación y a sus mecanismos de defensa contra la herbiboría, es una planta muy abundante en nuestra zona donde la ausencia de enemigos naturales, hace que cubra grandes extensiones de terreno pudiéndolas encontrar sin dificultad, en casi todo el territorio andaluz, necesitando escasos cuidados para su mantenimiento.

RELACIÓN PLANTA-ARTRÓPODOS:
Es por tanto, una planta que proporciona una excelente fuente de polen y néctar entre los polinizadores del agroecosistema, siendo poco exigente en requerimientos hídricos y nutritivos, lo que le confiere una excelente compañera para nuestros auxiliares que dependan, en algún momento de su ciclo vital, de una alimentación fitófaga basada en polen y/o néctar. 


Thomisido, uno de los arácnidos más frecuentes asociado a esta planta.

Polinizadores como himenópteros, (Bombus sp, Apis. sp), así como dipteros: sírfidos, taquínidos entre otros auxiliares, son especialmente beneficiados por este tipo de planta.  Esto mismo ocurre con los arácnidos, que son unos de los principales habituales de esta planta y que como ya hemos comentados en anteriores entradas,  representan unos de los depredadores más numerosos e importantes que actúan como factor de regulación biológica de múltiples de los insectos plagas de los cultivos.  Es por ello, que esta especie vegetal juega un papel fundamental para atraer a estos quelicerados que encuentran en nuestra zona mediterránea,  una prolija representación de thomísidos, tal como podemos apreciar en la foto.

Estos insectos, ven como la herbiboría pasa de largo por su alta concentración de tanimos y alcaloides, que le confieren entre otras cosas, mal sabor a la planta a la vez que advierten de su potencial tóxico para el ganado.


APLICACIONES PARA EL AGROECOSISTEMA:Es muy recomendable para aquellos apicultores de zonas áridas, que deben ir itinerando con sus colmenas por un territorio andaluz no siempre exuberante. 

En nuestra región, esta planta es especialmente abundante y muy melifera, acompañándonos desde principios de primavera hasta inicio del verano, donde la apis melífera se ve especialmente atraída.  Tal como hemos indicado, aquellas explotaciones ganaderas ecológicas deberán tener especial cuidado de ofrecer como única alternativa de pastos esta planta, ya que aunque por lo general el ganado no lo va ha ingerir de motu propio, debemos tener presente que en tiempos de sequía puede ser la única alternativa de su alimentación pudiéndose verse obligado a su ingesta, donde si se produce en grandes cantidades, puede llegar a producir el envenenamiento citado con anterioridad.
Apis melifera sobre Echium plantagineum

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.