Nº de Visitas

martes, 20 de agosto de 2013

FAMILIA STRATIOMYIDAE

DESCRIPCIÓN:
Hermetia illucens. (Mosca Soldado).
Le dedicaremos un espacio en nuestro blog, a un braquicero que actúa como excelente catalizador de una de las labores más habituales de un agricultor ecológico, nos referimos al compostaje.

Adulto de Hermetia illucens
Este díptero, viejo conocido entre los permacultores, posee un aspecto similar a la avispa arañera, nada que ver con estos pompílidos depredadores de arañas donde su aspecto parecido, seguramente le proporcione más beneficio que perjuicio ante cualquier posible depredador.  Sin embargo, se trata de una mosca (sin aguijón) totalmente inofensiva, que lejos de ser una amenaza por su mencionado aspecto, podemos considerarla como un miembro de nuestra fauna auxiliar, que en estado larvario, se comporta como un estimado aliado a la hora de acelerar el procesado de desechos orgánicos utilizables, no sólo como enmiendas orgánicas en agricultura, sino también reciclando los nutrientes en proteína de insecto de alto valor nutritivo.  Nos referimos, en este último caso, en el supuesto de ofrecerlos directamente como alimento animal en acuarofilia, avicultura o incluso a los propios reptiles de "compañía".  Es reseñable en este sentido, aunque parezca mentira, que se ha venido desarrollando una pseudoindustria para la cría de estas larvas de nuestra protagonista, recolectándose tanto sus larvas como sus pupas, que sirven como inestimable alimento ecológico a gallinas y/o peces, que encuentran en nuestro insecto una magnífica fuente de proteínas de alta calidad.

Detalle del ojo de la Hermetia illucens.

Esta mosca aunque originaria de América,  la podemos encontrar también en Asia y el sur de Europa, donde la descubriremos sin dificultad en nuestra zona mediterránea, allá donde exista una compostadora o restos orgánicos, como bien sabe mi amigo Pablo González.

Imago de mosca soldado.

ESPECIE CONTROLADA:
Reducen el número de moscas domésticas impidiendo que proliferen sus poblaciones, ya que durante su fase larvaria produce feromonas que actúan como repelentes de otras moscas que podrían actuar de potencial competencia.  Además, poseen una extraordinaria avidez a la hora de alimentarse, siendo muy competitivas frente otras especies llegando ha procesar la celulosa que otras moscas no pueden digerir.
Larva de mosca soldado sobre compost.
Igualmente, este insecto es muy resistente a sustancias derivadas de la propia descomposición de los restos orgánicos: amoníacos, alcoholes o sustancias tóxicas de los propios alimentos que otros descomponedores no toleran. Téngase presente, el caso de las lombrices rojas (Eisenia foetida) utilizadas en vermicultura, que ante sustancias fenólicas, quinonas o cualquier otro resto orgánico que baje el Ph, pueden resultar letales para este anélido, sin embargo, son totalmente inofensivas para nuestra mosca soldado manteniendo la pila de compostaje aireada, debido a su elevada actividad con la consiguiente prevención ante la posible aparición de patógenos anaerobios.

BIOLOGÍA:
Este insecto, sólo y exclusivamente se alimenta de material vegetal en descomposición, nunca de material vegetal vivo y por tanto, es inocuo para nuestros cultivos.  Sus larvas, tienen una longitud de 1-4 cm con un grosor de 0.5 mm de color marrón oscuro.  Su ciclo vital, es caracterizado por su extraordinaria rapidez que en condiciones óptimas de humedad y temperatura es de tres semanas, lo que le hace un insecto muy prolijo en poco tiempo y muy apreciado por nuestro "amigo" Grisson y sus colegas entomólogos forenses, que utilizan nuestra mosca como factor de tiempo de referencia al infectar los cadáveres con una extraordinaria rapidez.  Las larvas pueden madurar y pupar en tan sólo 10 días, una vez tengan los tejidos desarrollados y hayan almacenado suficientes reservas como para llevar a cabo la metamorfosis hasta su paso final a imago, que tras aparearse morirá rápidamente.  Todo este ciclo vital, comienza por la puesta de la hembra directamente sobre los restos orgánicos frescos donde transcurridos unos cuatro días, pasan por una fase larvaria muy activa.  Esta extraordinaria actividad y movimiento, choca con el hecho de ser larvas ápodas y prácticamente tener una apariencia de tubo transformador de "basura", que tal como podemos apreciar en la foto, posee una boca de entrada y un orificio de salida.  Por este último, es por donde sale el material pretratado y que utilizarán otros organismos, entre ellos la propia lombriz roja, que no es capaz de utilizar el material tan "entero" alimentándose de  lo excretado por la larva.  Es por ello, que lo deshechado por nuestro insecto puede servir como abono agrícola directamente pero también, como excelente sustrato para lombricompostaje dotándole de una mayor estabilidad al subproducto final o compost.

Detalle de la boca de la larva

MEDIDAS PARA FAVORECER SU PERMANENCIA EN NUESTRO AGROECOSISTEMA:
Disponer de un lugar para compostar o incluso una compostadora, es esencial para poder disponer de estos insectos y de su labor, de manera que podamos utilizarlos en nuestro agroecosistema al obtener un compost de forma más rápida.  El hecho de depositar los restos de comida y no cubrirlos o enterrarlos con otro material vegetal más lignificado, estaremos poniendo las condiciones para que aparezcan larvas de mosca soldado con gran probabilidad.

Pupas de la mosca soldado sobre compost
Si optamos por la segunda opción anteriormente expuesta, es decir, utilizarlos como alimentación directa porque dispongamos de gallinas en producción ecológica, que como sabéis puede resultar un "handicap" el acceso a protaginosas no transgénicas, podemos pensar en la utilización de estas larvas y/o pupas de nuestra mosca soldado, como complemento proteico de la dieta diaria de nuestras aves.  Una técnica eficaz para capturar las larvas, es introducir en nuestra compostadora un recipiente de plástico abierto con unos agujeros de un centímetro de grosor, donde depositaremos los restos de fruta y/o verduras en el centro de este recipiente, donde una vez allí, las larvas se sentirán atraídas por el material vegetal fresco y se introducirán por si mismas por los agujeros en el interior del contenedor plástico, siendo más fácil su posterior recogida.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.