Nº de Visitas

jueves, 30 de junio de 2016

FAMILIA ERESIDAE

DESCRIPCIÓN: (Eresus kollari).
Esta entrada la dedicaremos a una familia de arañas robustas y de patas cortas, que por su aspecto quizás podamos confundir "a priori" con los saltícidos descritos en un anterior post de este vuestro blog, aunque como veremos nada tienen que ver con estas arañas saltarinas.

Ejemplar macho de la especie Eresus kollari.
Si recordamos la entrada que le dedicamos a los salticidos, encontraremos diferencias notables con nuestras protagonistas de hoy, la principal de ellas radica en el tamaño de sus órganos visuales, ya que los ojos de los erésidos son mucho más pequeños que los de la familia salticidae, de los cuales, cuatro de ellos se ubican a modo de trapecio delante de la frente y el resto, se sitúan uno en cada  vértice de su cabeza cuadrangular. Concretamente la especie que podemos observar en las fotos tomadas durante este mismo mes en Carmona (Sevilla), es una de las más vistosas de esta familia que nos ocupa, tratándose en nuestro caso de un macho del género Eresus sp.

Erésido macho sorprendido en el envés de una hoja de menta piperita.
Son arañas de suelo que ocasionalmente suben a alguna planta para cazar, pero lo habitual es que lo hagan desde el propio suelo donde construyen tubos de seda muy resistentes que en ocasiones, pueden extenderse a modo de largas alfombras alejadas de su madriguera. Estos tubos de seda están provistos de hilos cribelados destinados a detectar la presencia de las presas más que a la propia captura de las mismas, al contrario que ocurre con otras muchas arañas que tejen telas.  Generalmente, es el propio arácnido el que activamente se lanza contra su potencial víctima cuando detecta alguna vibración en su tela, apresurándose para clavar sus quelíceros a través de los cuales, inyectará una neurotoxina que paralizará de forma inmediata a su presa.

Erésido oculto entre la hojarasca.
ESPECIE CONTROLADA:.
Sus quelíceros están fuertemente desarrollados tal como podemos ver en las fotos, este dato pone de manifiesto su manera de cazar evidenciando que la inmovilización de sus presas, no depende de la tela de araña que tejen sino más bien radica en gran medida, al uso que le dan a estos órganos de gran tamaño mediante los cuales paralizan a sus víctimas. Las presas de esta familia de arañas suelen ser otros artrópodos de suelo como: escarabajos, otras arañas, miriápodos y también algunas hormigas incautas tal como podemos ver en esta secuencia de imágenes en la que nuestra protagonista, da caza a uno de estos fórmidos.

La hormiga intenta plantarle cara pero ya es inútil, la araña ha fijado su atención en ella.
Se lanza  rápidamente sobre ella con sus potentes quelíceros y la paraliza.
Una vez paralizada la muerde y empieza a extraerle sus jugos vitales.
BIOLOGÍA:
Los machos salen en verano a buscar hembras que en esta especie (Eresus kollari), son casi el doble de grandes que él con un color negro o gris oscuro mucho menos vistoso que el de su compañero, manifestando un claro dimorfismo sexual.

Detalle de los quelíceros muy desarrollados
A finales de verano los machos deambulan buscando el nido de una hembra y es cuando más fácilmente pueden encontrarse. No tienen que temer tanto como otras arañas a sus grandes parejas porque de hecho, se quedan a vivir con ellas y comparten su comida. 

Característico prosoma negro y opistosoma rojo escarlata del macho de Eresus kollari. 
La hembra pone paquete de huevos forrado de seda y los mete o los saca del túnel según las condiciones meteorologías, por lo general la araña permanecerá en el fondo de la madriguera de 5-10 cm de profundidad continuamente pendiente de su prole. Cuando las crías nacen, viven junto a su madre y así pasan el invierno compartiendo todas el mismo nido hasta que la hembra muere y sirve de alimento a sus hijas.

MEDIDAS PARA FAVORECER SU PERMANENCIA EN NUESTRO AGROECOSISTEMA:
La mayoría de especies de esta familia viven en zonas cálidas; en el centro de Europa sólo se conocen tres especies de esta familia encontrándose protegidas en Gran Bretaña y Alemania, lo que la hace una familia muy valiosa desde el punto de vista de la biodiversidad.

Configuración corporal típica de un erésido, Cabeza cuadrangular y patas robustas y cortas
Para contar con la presencia de estos excelentes bioindicadores así como fomentar su permanencia, es aconsejable disponer de un pequeño rocódromo en nuestro agroecosistema, pues al anidar y cazar en el suelo hacen que sean muy sensibles al manejo del mismo, no gustándoles los lugares donde el sustrato esté continuamente en movimiento. Es por ello que un mero montón de rocas a un lado de la parcela, puede servir de refugio para que encuentren un lugar tranquilo en el que puedan desarrollar todo su ciclo vital sin necesidad de abandonar nuestro agroecosistema.

Licencia Creative Commons Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

7 comentarios:

  1. Ahí os dejo una nueva entrada de una de las arañas más bonitas de nuestra zona mediterránea. Espero os gusten las fotos.

    ResponderEliminar
  2. Muy claro y útil como siempre. Gracias por vuestra información. Me es muy útil como agricultor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Antonio, comentario como el tuyo son fundamentales para continuar. Un saludo.

      Eliminar
  3. Que arañas mas bonicas.
    Gardier

    ResponderEliminar