Nº de Visitas

lunes, 29 de julio de 2013

FAM. LABIATAE

Thymus spp.-Tomillo-.
DESCRIPCIÓN: En esta entrada, le dedicaremos un espacio a una de las plantas conocida en nuestras cocinas por sus propiedades culinarias y medicinales, y no tanto, por otras que intentaremos describir a lo largo del presente post, como por ejemplo, su capacidad para repeler algunos insectos, atraer a polinizadores, así como sus múltiples propiedades medicinales muchas de las cuales, se utilizan en ganadería ecológica y/o aplicaciones homeopáticas desde antaño.

 Hormiga alimentándose de la flor del Thymus vulgaris
Se tiene constancia, ya desde el antiguo Egipto, su uso para los embalsamamientos de los faraones y como conservante de alimentos. Nos referimos al tomillo, planta perenne de porte arbustivo perteneciente a la familia de las Labiadas, que alcanza unos 15-30 cm. de altura.  Se trata pues, de una especie leñosa de bajo porte y densamente ramificada desde la base, muy poblada de hojas ovaladas y lanceolada que desprenden un fuerte aroma penetrante, al volatilizar sus aceites esenciales.  Esta planta, cuyo género Thymus spp. posee más de 350 especies, está especialmente diseñada para soportar la sequedad, ayudándose de innumerables "microvellosidades" de color blanco, ubicadas en el envés de sus hojas y que les confieren un aspecto blanquecino casi lechoso.  Esta barrera física, evita las pérdidas de agua provocadas por la elevada evapotranspiración a las que son sometidas estas plantas, en las zonas de donde son oriundas, que comprenden desde el norte de África (Argelia, Túnez), hasta Asia menor y la zona meridional de Europa, siendo muy abundante en la franja mediterránea.

Thymbra capitata
Sus flores de color rosáceo o blanco, se agrupan en espiguillas o racimos terminales muy densos, floreciendo en primavera a partir del mes de marzo, pudiéndose ver en flor (según las zonas), hasta bien entrado el mes julio.

RECOMENDACIONES PARA SU MANTENIMIENTO:
Se trata de un planta que crece en terrenos rocosos y suelos alcalinos bien drenados (permeables), encontrándose cómoda a pleno sol o a media sombra, que soporta moderadamente bien las heladas considerándose un arbusto bastante rústico.  Se multiplica mediante semillas (de enero a marzo), pero también de forma vegetativa a través de esquejes o acodos, adaptándose muy bien a terrenos calizos y arcillosos pobres en materia orgánica.  Se trata de una especie poco exigente en cuanto a necesidades hídricas se refiere, muy bien adaptada al clima mediterráneo caracterizado por veranos largos y secos e inviernos húmedos y lluviosos.  En cuanto a la recolección, se puede usar toda la planta durante todo el año, pero es durante la floración, cuanto tiene una mayor concentración de aceites esenciales, compuestos por varios principios activos como: timol, carvacrol, linanol, geraniol, cineol, donde también abundan flavonoides, taninos y ácidos fenólicos (ac. rosmarínico, cafeico).

Detalle de la flor en espiguilla del Thymus vulgaris

RELACIÓN PLANTA-ARTRÓPODOS:
La presencia de estos aceites esenciales, está asociada a la disminución de algunos insectos indeseados para nuestros cultivos como: pulgones, mariposas de la col, mosca blanca, algunas especies de hormigas y moscas domésticas, e incluso algunos hongos que habitan el suelo.  Igualmente, esta planta es una potente fuente de atracción de ciertos insectos beneficiosos como: abejas y otros polinizadores o parasitoides.  En la foto, podemos observar un esfécido sobre flor de tomillo,  que en estado adulto como ya sabéis, se alimenta de polen y néctar pero que sin embargo, poseen una dieta pedotrófila para alimentar a su descendencia a base de grillos, saltamontes o larvas de mariposas, que paralizan y llevan hacia su nido previamente excavado en el suelo donde ponen un único huevo, que tras su eclosión, se alimentará de estas presas aún vivas.

Avispa escavadora (Fam. Sphecidae) sobre flor de Thymbra capitata
APLICACIONES PARA EL AGROECOSISTEMA:
Además de la relación con ciertos artrópodos como hemos visto, el tomillo posee unas propiedades terapéuticas que usamos en ganadería ecológica potenciadas por estos principios activos comentados con anterioridad, y que son extraídos principalmente de sus hojas y flores.  Estas materias activas, son aplicadas en tratamientos homeopáticos -Tintura madre en plus, infusión (1-2g/150ml de agua/animal/día) o  decocción y uso tópico (Carmelo García Romero, 2008)-.  Dichos tratamientos, están encaminados a paliar enfermedades como la bronquitis agudas o crónicas, al igual que son usados como antiespasmódico, espamolítico de vías respiratorias, expectorante y tos.  Se ha demostrado también su eficacia, como antiinflamatorio, antimicrobiano, antiparasitario y antiséptico interno (tracto urinario o digestivo), siendo también apreciada esta planta, como antioxidante y estimulante inmunológico.  Es por tanto, una de las plantas aromáticas más apreciadas dentro de un agroecosistema, que debido a su estructura de pequeño porte, podemos asociarlas a nuestros cultivos sin temor a que compitan con ellos en cuanto a requerimientos nutricionales y agua.

Detalle del Esfécido.
Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

8 comentarios:

  1. Os dejo un Nuevo post, espero sea de vuestra interés

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto: Siempre es de nuestro interés. Artículo completo e interesante...
    Gracias...
    Gardier

    ResponderEliminar
  3. Siempre espero ansioso nuevos posts, son muy interesantes. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Raúl, siempre es gratificante saber que alguién Los lee, y mucho más si les parecen interesantes. Gracias a tí, un saludo.

    ResponderEliminar
  5. El tomillo es el ANTIBIOTICO por excelencia de la naturaleza. Al menor síntoma de algún tipo de infección, una infusión de "farigola" es mano de santo. No debería faltar en ningún hogar, aunque sea plantado en una maceta junto a la ventana de la cocina.

    ResponderEliminar
  6. Tomillo, miel y limón, calentito y tomado con una pajita para que vaya directamente a la garganta, va muy bien para las afecciones de esta zona. Con ajo, limón, naranja y cominos, se hace muy buen aliño para las aceitunas. El vulgaris se utiliza en preparados antifúngicos, aunque desconozco su efectividad. Por cierto, sabéis que variedad es el que se crece en los montes por la zona de la Mancha? lo cultivo en mi huerta pero no se su nombre.

    ResponderEliminar
  7. Perdón, el que se utiliza como fungicida es el tomillo rojo o thymus zygis.

    ResponderEliminar