Nº de Visitas

martes, 5 de noviembre de 2013

FAMILIA ANYSTIDAE - ERYTHRAEIDAE

DESCRIPCIÓN:
Como sabemos, muchos de nuestros auxiliares no son estrictamente insectos, a los que nos referimos en este post concretamente, pertenecen a la clase arachnidae es decir, arañas y más concretamente ácaros. Entre la amplia gama de especies de ácaros conocidos, algunos de ellos actúan como excelentes aliados para combatir plagas muy frecuentes en multitud de cultivos hortofrutícolas o industriales,  familias como la Pytoseiidae a la que pertenecen ácaros depredadores, como: Phytoseiulus persimilis, Amblyseius califórnicus o swirskii entre otros, son todo un clásico en la lucha biológica, siendo relativamente sencillo encontrar alguna referencia de ellos, o su adquisición de forma comercial para combatir a otros ácaros plaga como la propia araña roja (Tretranychus cinnabarinus).

Ácaro de la familia Erythraeidae  Leptus sp. parasitando a pulgón.
Sin embargo, en la ficha que nos ocupa hablaremos de dos de las familias de ácaros no tan conocidas, pero que si nos armamos de una gran dosis de paciencia y buena vista, terminaremos observándolos en casi cualquier planta cercana donde existan sus potenciales presas. Nos referimos en primer lugar, a los ácaros incluidos en la familia Anystidae cuyo género más habitual en nuestra zona, es el Anystis sp que da nombre a la citada familia, y en segundo lugar, a los incluidos dentro de la familia Erythraeidae cuyo género más habitual es el Leptus sp, fácilmente observable en sus primeras fases de desarrollo parasitando a pulgones.

Familia Anystidae Anystis baccarum. sobre hoja de cítrico.
Los ácaros incluidos en estas familias, no tienen tanta fama como las anteriormente mencionados y no se comercializan debido a su complejo manejo de cría, pero que no debemos subestimar ya que desempeñan una labor igualmente encomiable para el control biológico de algunas de nuestras plagas más comunes en cultivos hortofrutícolas, pese que a su carácter generalista (común por otra parte entre la clase arachnidae)  puedan ser acusados por algunos, de depredar algún insecto o ácaro auxiliar.

Anystis sp.
ESPECIE CONTROLADA:
Estos ácaros perfectamente adaptados a nuestras latitudes, y que aparecen de forma espontánea en nuestros campos, se alimentan de pequeños insectos y otros artrópodos como: pulgones, trips, colémbolos, alguna puesta de mosca blanca e incluso pequeños minadores, pero sobre todo de otros ácaros fitófagos (de la familia Tetranychidae, principalmente).

GENERALIDADES:
A simple vista, los Anístidos son inconfundibles por su forma de moverse, siendo difícil encontrarlos en reposo para fotografiarlos con cierta calidad, haciendo gala fiel de una rapidez extrema en su desplazamiento.  Sin embargo los Eritreidos, (en su mayoría), poseen una fase larvaria parásita inmóvil y por tanto, fáciles de identificar como este del género Leptus sp.que podemos apreciar en la foto y que son frecuentes encontrar en lugares soleados tales como viejos muros y/o plantas.

Detalle del Eritreido Leptus sp.en su fase parasita.
MEDIDAS PARA FAVORECER SU PERMANENCIA EN NUESTRO AGROECOSISTEMA:
Prácticas propias: como la implantación de cubiertas vegetales, el uso de setos, policultivos, o la mera incorporación de restos vegetales, hacen que desde un manejo agroecológico apenas nos exija un trabajo extra el fomentar la presencia de estos ácaros depredadores.  Sin embargo,  es recomendable contar con la presencia de plantas espontáneas como el llamado "ombliguito" o falso trébol, oxalis spEsta planta, propicia las condiciones adecuadas para la permanencia de esto arácnidos y de sus presas, a la vez que tapizamos el suelo y evitamos el afloramientos de otras plantas que puedan competir con nuestro cultivo.  La coexistencia de pequeños reductos de plaga, debemos aceptarlos cuanto antes como pieza fundamental para asegurar la permanencia de nuestra fauna auxiliar, de modo que el agroecosistema tenga una especie de "vacuna", ante cualquier desequilibrio provocado por el crecimiento exponencial de cualquier insecto plaga.

Leptus sp. parasitando a pulgón.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Bravo por los ácaros eritreidos y anisteidos. Este blog es un pozo de sabiduría artropodofaunístico. Excelentes fotos.
      Jon

      Eliminar
    2. Gracias Jon, pero se te echa de menos, a ver si nos vemos y me enseñas algo como siempre, tú si que eres un pozo de sabiduría.

      Eliminar
  2. En Almería se ven eritreidos a puntapies, concretamente una especie recientemente identificada con el nombre de Balaustium hernandezi. Es un depredador superagresivo, que cuando aparece en un cultivo acaba casi con todo bicho viviente más pequeño que él.
    Por cierto, concretamente este género -y toda la subfamilia Balaustinae- no tienen estadios parásitos, a diferencia del resto de los eritreidos (hice un post en mi blog el año pasado: http://elhocino-adra.blogspot.com.es/2012/06/balaustium-hernandezi-nuestro-acaro-de.html)
    Y, como siempre, muy chulas las fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía el Balaustium hernandezi, muy chulo tu post y excelentes fotos, a buen seguro que sí es tan eficaz depredando y encima no tiene fase parasitaria, pronto nos lo venderán. Un saludo y me alegra que sigas viendo el blog, aunque como ya te he dicho en alguna ocasión, no se de dónde sacas el tiempo.

      Eliminar
    2. Lo acabo de leer con más profundidad y me ha encantado, vaya ... no es por nada pero me gusta más el tuyo. Un saludo.

      Eliminar
  3. Bueno... parece que el blog comienza a tener vida de nuevo después de un tiempo de asueto.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Concretamente el leptus sp, se ve en nuestros cultivos en fincas de pimiento que no han sido espolvoreadas con azufre, en mi caso concreto, en algunas fincas ha llegado a acabar con toda la poblacion de orius, pues a falta de trips, pulgon etc.. Es un depredador muy agresivo incluso de la fauna beneficiosa.Es por ello que a veces me he visto en la tesitura que espolvorear para acabar con toda la poblacion de leptus a fin de evitar el exterminio del orius.

      Eliminar
    2. Me alegra el comentario, aunque con los depredadores es mucho menos eficaz parasitando, ten presente la escasa movilidad en sus primeras fases, lo que le supone un problema para parasitariar algo tan esquivo como un Orius. Ten presente que aunque parasitara algún orius siempre sería positiva su presencia, tendríamos dos depredadores que se autoregularian para controlar esos pulgones o trips que comentas, planteatelo antes de espolvorear, pero es sólo una opinión.

      Eliminar
    3. Lo que se ve en los pimientos de Almería es Balaustium, no Leptus

      Eliminar
    4. Eso ya me cuadra más, las larvas de Balaustium sp. son depredadoras, no parásitas como nuestro leptus sp, y prefieren consumir ácaros en un estado de menor desarrollo, huevos principalmente, los adultos sin embargo, prefieren alimentarse de estados de menor desarrollo, aunque
      consumen individuos de todas las edades de la presa.

      Eliminar