Nº de Visitas

viernes, 1 de junio de 2018

FAM. SOLANACEAE

DESCRIPCIÓNWithania frutescens L.
En algunas ocasiones me preguntan por especies vegetales recomendables para realizar un seto perimetral dentro de un agroecosistema concreto, de manera que podamos fomentar la biodiversidad y en consecuencia la fauna auxiliar.

Apis mellifera sobre flor de oroval (Withania frutescens)
Pues bien, a nivel general mi respuesta es siempre la misma, que no es otra que recomendar en principio especies arbustivas autóctonas por entenderlas más adecuadas a nuestro clima mediterráneo y a un seto perimetral, y si además pueden suponer una fuente abundante de polen y néctar en épocas complicadas del año como el periodo estival, mejor que mejor.

La flor en forma de trompeta típica de una solanácea.
Del mismo modo, debemos optar por introducir especies vegetales intercaladas y distintas, siguiendo un criterio que busque tanto la diversidad, desde el punto de vista estructural, como el de la floración escalonada.  En cuanto al número recomendado, cuanto más mejor, pero siempre un número no menor a cuatro o cinco especies diferentes para nuestro caso de seto perimetral.

Frenesí alimenticio de la Apis mellifera donde se observan los granos de polen que salen disparados.
Todo ello me da pie para hablaros en esta entrada, y enmarcada dentro del segundo objetivo de este blog (plantas útiles), de un arbusto autóctono y algo desconocido para mí, que pese a su singularidad y buena adaptación a nuestro clima mediterráneo había pasado por alto. Pues tropecé por casualidad con este arbusto en mi Carmona natal, lo que lo hace todavía más imperdonable.

Detalle de los tallos ramificados que pueden llegar a alcanzar los dos metros de longitud.
Me refiero al Oroval, que es como vulgarmente se conoce a Withania frutescens, un arbusto idóneo para suelos cálidos, secos y alcalinos ideal para nuestra zona mediterránea.  Estas fotos la tomé concretamente en los aledaños de la zona de la "cueva de la batida" en mi localidad natal, donde la idoneidad de este arbusto caduco y de verano, es más que apropiado para la recuperación de ambientes agrícolas solapándose muy bien con otros setos comunes en esta zona, como es el propio lentisco (Pistacia lentiscus) o la retama (Retama sphaerocarpa L.).  

Oroval ideal para formar islas de vegetación.
RECOMENDACIONES PARA SU MANTENIMIENTO:
Suele adaptarse muy bien a suelos secos y calizos, pudiendo escalonar su floración desde principios de marzo hasta finales de agosto.  Encontrándose cómoda en una altitud que oscila entre el propio nivel del mar hasta los 700 m. de altura.

Los polinizadores: dípteros, himenópteros, lepidópteros... encuentran una fuente de alimento en el oroval nada desdeñable.
Se desarrolla en laderas muy cálidas y soleadas, en taludes, roquedos, márgenes de caminos, etc., por lo común terrenos nitrificados de cotas bajas en zonas litorales especialmente cálidas. Es una especie vegetal del Mediterráneo occidental, que se distribuye por el norte de África, Península Ibérica y Baleares. En el sur este de Andalucía es un arbusto frecuente y habitual, particularmente en la franja costera, aunque también en las sierras prelitorales hasta los mencionados 700 metros de altitud.

Tallos torcidos y suberificados de cubierta exterior engrosada.
El fruto de esta solanácea es en forma de baya 7-8 mm, globosa, que va cambiando de color de verde, naranja a rojo en plena madurez, y escondido dentro del cáliz.  Recientemente también se ha documentado que las lagartijas comen estos frutos del oroval,  cuyas semillas se ven favorecidas para germinar al pasar por el tracto intestinal del reptil.

RELACIÓN PLANTA-ARTRÓPODOS:
Cómo podemos apreciar en las fotos, tanto los polinizadores, parasitóides e incluso los depredadores polífagos, pueden encontrar en este arbusto un avituallamiento más que generoso de polen y néctar, entre las flores abundantes de esta solanácea.

Flores solitarias de 5 pétalos amarillos, aunque en ocasiones agrupadas en fascículos de 2-3.

Este arbusto posee gran cantidad de withanólidos, cuyas propiedades antibióticas y antitumorales se están estudiando para su aplicación medicinal como protectores del hígado en humanos. Además, si observamos esta planta, no observaremos daños producidos por insectos de forma recurrente, por lo que no se descarta que este grupo de esteroides, tengan algún tipo de efecto tóxico para algunos insectos plagas. En este sentido comentaros que existen varias tesis al respecto, que apuntan que el efecto biológico producido por los withanólidos naturales, abre interesantes perspectivas para el desarrollo de nuevas moléculas de origen natural que podrían usarse como insecticidas bioracionales para el control de plagas sobre todo en dípteros (Mareggiani, Graciela 1999), reduciendo el impacto ambiental de otros insecticidas de síntesis.

APLICACIONES PARA EL AGROECOSISTEMA:
Además de la fuente de alimento que proporciona a nuestros auxiliares, el oroval (Withania frutescens) es ideal para formar islas de vegetación con otras especies (Tirado, 2003), como el aladierno (Rhamnus alaternus), el palmito (Chamaerops humilis) o el lentisco (Pistacia lentiscus), todas especies mediterráneas, que son susceptibles de implantación en los huecos del seto o bajo la copa de los árboles cortavientos como cipreses.

Hojas pecioladas de limbo redondeado y a veces acorazonados, cubiertas de  una fina pilosidad pubescente.
Licencia Creative Commons Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

1 comentario:

  1. Ahí os dejo un arbusto autóctono de nuestra zona mediterránea. Espero os gusten las fotos de este Oroval

    ResponderEliminar